Estudios Fifty: «La FCom fomenta entre los alumnos la realización de proyectos como fue el nuestro»

Productora audiovisual cumple diez años de labor en Sevilla

Una tarde de abril de 2012, Ángel M. Pecci, Manuel Mensaque y Eduardo Ríos decidieron aventurarse en un proyecto propio que 10 años después sigue funcionando como el primer día. Entusiasmados con el futuro que les esperan, han vuelto al lugar donde surgió todo para repasar su trayectoria y su paso por la Facultad de Comunicación.

1.Lo primero enhorabuena por todas las nominaciones nacionales e internacionales que ha obtenido tanto «La Entrevista» como “Sombras”, ¿Qué sentís cuando veis que vuestro trabajo llega tan lejos y es valorado para ser nominado en tantísimos certámenes y festivales?

Lo primero es una satisfacción tremenda saber que hay espectadores tanto dentro de España como fuera de nuestras fronteras que disfrutan y valoran nuestro trabajo. Es una alegría tremenda cada vez que llega una notificación de un festival que nos haya nominado.

2.El pasado 18 de abril cumplisteis 10 años, ¿Pensabais en 2012 que el estudio Fifty cumpliría una década en activo?

Nunca pensamos que el proyecto tuviera fecha de caducidad. Al poco tiempo, cuando pasaron 2 años, en enero de 2014 ya sabíamos que la sintonía y el buen rollo era espectacular por lo que seguiríamos trabajando juntos en este proyecto u otros.

3.¿Qué papel pensáis que ha tenido la facultad dentro de la trayectoria del estudio?

La Facultad de Comunicación ha sido un punto de encuentro servido ya que cada uno somos de un sitio distinto de Andalucía. Cuando dábamos las clases sentíamos que teníamos cada uno la necesidad de hacer proyectos audiovisuales y formamos un grupo para poder realizar nuestros propios proyectos.

4.Habiendo sido estudiantes de la Facultad de Comunicación, ¿Creéis que la facultad inspira a que este tipo de proyectos surjan entre los alumnos?

La FCom fomenta entre los alumnos la realización de proyectos como fue el nuestro a través de los trabajos de las asignaturas. Por ejemplo en producción que se da en tercero creo, el trabajo de la asignatura  era construir un canal de televisión, con sus logos, su línea editorial y cómo nosotros iniciamos el proyecto de Estudios Fifty en primero de carrera viendo que la carrera en los primeros años se enfoca más al marco teórico y teníamos la necesidad desde que empezamos el grado de realizar nuestros propios proyectos audiovisuales, por lo que cuando llegó el momento de realizar el trabajo de la asignatura, ya teníamos la mitad hecho gracias a Estudios Fifty.  No teníamos el conocimiento necesario cuando empezamos y nos fijamos en las películas que nos gustaban para empezar nuestros primeros proyectos.

5.¿Ha habido profesores que hayan despertado esa inspiración?

Paco Perales y Sebastián Talavera, son los dos profesores que más nos han ayudado, incluso fuera de la facultad con proyectos propios.

6.Habiendo cursado la carrera, ¿Creéis que sería necesario añadir una asignatura que fomente el emprendimiento?

Sí, por supuesto. El mundo universitario es una burbuja súper bonita que cuando sales de ella nada se asemeja. El mundo laboral es diferente, mucho más rudo y salvaje. El mundo real funciona de manera distinta y ves realmente que hay aspectos que no te han enseñado. No es un problema únicamente de la facultad, ya que este tipo de enseñanza se debe hacer con anterioridad, en la ESO, FP o Bachillerato.

El mundo tanto televisivo como cinematográfico es duro y difícil, además debes saber bien qué pasos dar, a quién conocer. Hasta que no salimos de la carrera no nos dimos cuenta de cómo funciona realmente el mundo de los cortometrajes, ya que era muy diferente a la idea que teníamos en nuestra cabeza.

Muchas personas cuando entran a la carrera piensan que ser creativo, tener buenas ideas es lo fundamental en este “mundillo” y no, es la parte final. La parte principal es la parte empresarial para poder avanzar hacia delante. Es una realidad que choca bastante y cuesta aceptarla.

El problema es que cuando cursamos la carrera, este tipo de asignaturas no existían por lo que las hechas en falta cuando sales de la universidad. Sería muy interesante una asignatura que les dijeran a los alumnos que en este mundo laboral hay que formar una empresa, lo que supone fundar una empresa, las tasas de autónomo, contratar a gente o montar un equipo propio, la inversión inicial etc.

La asignatura de emprendimiento se debería dar en todos los años de la carrera. Una asignatura donde nos ayuden a dar los pasos que necesitamos para poder crear una productora y ya que cada uno sea libre de tomar los pasos o no tomarlos.

7.Habiendo repasado el pasado, ¿Cómo se afronta el futuro para la productora? ¿Con qué empresas están colaborando? ¿Seguir centrados en cortometrajes, videoclips y videobooks para formar una marca sólida en este mercado o ir más allá y aventurarse en un largometraje?

En nuestro futuro entran ambas opciones, tanto seguir realizando cortometrajes, videobooks, videoclips como dar el salto a largometrajes. Una va de la mano con la otra. Necesitas tener una marca. Realizamos todo tipo de audiovisual, en Cádiz hemos trabajado con Maíta Vende Cá en videoclips, actrices de Sevilla nos han contratado para sus videobooks. Nosotros con todos estos trabajos estamos intentando formar una marca, Estudios Fifty. Llevamos diez años funcionando, desde primero de carrera, es algo que no tiene nadie, es lo que nos distingue. Todo el mundo que trabaja con nosotros recalca la complicidad y que quieren volver a trabajar con nosotros. En nuestros primeros trabajos los actores éramos nosotros mismos y grabábamos en el parque de los perdigones, aquí cerca de la facultad. Hemos ido creciendo y colaborando cada vez con más gente.

Con respecto al largometraje, supone una inversión económica importante por lo que debemos seguir realizando cortometrajes, videobooks, videoclips. Estos trabajos no impiden que hagamos largometrajes al revés, son necesarios y nos retroalimentan tanto para la experiencia como económicamente.

Nuestra idea es que cuando terminemos un corto que hemos iniciado hace menos de un mes el año que viene podamos realizar nuestro propio largometraje cuya idea surgió hace muchos años.

Hemos dejado de hacer las cosas tan a loco como en nuestros primeros años. Vamos poco a poco sabiendo los pasos que hay que dar.

El mercado de cortos y de largos es muy diferente. Un corto puede hacerlo cualquiera por la calidad de cámaras que hay ahora y objetivos accesibles a todo el mundo, el largometraje requiere algo más sobre todo una fuerte inversión económica por lo que seguiremos haciendo cortos y videoclips claro está para poder tener la inversión económica suficiente para realizar un largometraje de calidad y el que nosotros queremos hacer.

Por Javier Corpas Soldado